Cesta de la compra

Llibres

industralizacion_movimiento_obrero_alicante

Colección:

ISBN:
978-84-500-5430-9

Any:
1982

Pàgines:
446

Industrialización y movimiento obrero. Alicante 1923-1936

Salvador Forner Muñoz

La visión de un País Valenciano fundamentalmente agrario, y con una escasa y débil industrialización hasta casi la década de 1960, ha sido, con ligeras excepciones, una nota común en los distintos estudios que, desde una perspectiva social o económica, han abordado la realidad valenciana de los últimos ochenta años.

Desde una óptica excesivamente centrada en la ciudad de Valencia, o en la comarca de L'Horta, se ha venido considerando que la expansión industrial motivada por la coyuntura bélica de 1914-1918 quedó truncada, con el final de la guerra, al desaparecer los efectos beneficiosos de la misma. Los años de la Dictadura de Primo de Rivera e, incluso, los de la Segunda República habrían conocido, según ese mismo punto de vista, una recuperación del sector agrario y un creciente protagonismo de los grupos sociales agraristas.

Una primera aproximación al estudio de dicho período desde las comarcas del sur del País Valenciano puede ser de utilidad para introducir algunas matizaciones dentro de esa visión tradicional generalmente aceptada. A lo largo de los años veinte tuvo lugar en la provincia de Alicante una ampliación y consolidación del tejido industrial que corrió paralela a un importante aumento de la clase obrera industrial y a una significativa disminución de los efectivos agrarios. La menor riqueza agrícola de las comarcas valencianas meridionales hizo irreversible, desde comienzos de los años veinte, una orientación industrialista que se acrecentó durante la primera mitad de la década de los treinta.

El crecimiento cuantitativo del proletariado fabril y la progresiva superación de los marcos artesanales del pequeño taller y de la vinculación parcial a la tierra de una buena parte de los trabajadores modificaron profundamente las pautas de comportamiento tradicionales del movimiento obrero. El socialismo fue el gran beneficiario de esa transformación, convirtiéndose, desde finales de los años veinte, en la fuerza política y sindical con mayor respaldo entre el proletariado industrial y agrícola de la provincia.

9,61 €